Gestores de Residuos Industriales: Implicaciones de la Economía Circular Saltear al contenido principal
Gestores De Residuos Industriales: La Economía Circular Y Sus Implicaciones En El Sector

El año 2018 viene cargado de retos para los gestores de residuos industriales y peligrosos. Luis Palomino, secretario general de ASEGRE, analiza los principales hitos del pasado año y las novedades a las que se enfrenta el sector en 2018 en materia de economía circular, tanto a nivel nacional como europeo.

Autor: Luis Palomino, Secretario General Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales – ASEGRE

Vía www.asegre.com

2018 viene cargado de retos para los gestores de residuos industriales y peligrosos. Durante 2017, la Unión Europea ha ido dando forma al paquete legislativo de economía circular (PEC) y en 2018 debe comenzar a concretarse para su posterior aplicación en los Estados miembros. La meta principal del PEC es aumentar el reciclaje de residuos hasta el 70% en 2030, partiendo del 44% actual, y establecer nuevos objetivos, figuras y disposiciones para reducir la producción de residuos, el aprovechamiento de los subproductos, la reintroducción como productos de residuos ya tratados en el ciclo productivo, así como la reducción de forma significativa del depósito en vertedero de residuos.

Esto también implica que se esté debatiendo, en el desarrollo de la directiva de vertederos, que para 2030 se deposite una cantidad inferior a entre el 5 y el 10% de los residuos municipales que se produzcan. En el caso de los residuos peligrosos se prima la seguridad del tratamiento y, por ello, no se contemplan objetivos de este tipo.

 

gestores-de-residuos-industriales-y-peligrosos-centro-de-transferencia-de-paterna-ditecsa

 

En el caso de la revisión de la directiva de residuos, el debate se centra en la recogida separada de aquellos residuos que, por su peligrosidad, pudieran afectar a la reciclabilidad de los residuos domésticos, como es el caso de los aerosoles, pinturas, barnices, disolventes y productos de limpieza. Además, se plantea la posibilidad de que los Estados tomen las medidas necesarias para que, cuando lo estimen oportuno, los residuos peligrosos sean descontaminados de sustancias peligrosas en su contenido para facilitar su valorización.

Asimismo, la Unión Europea reconoce la existencia de sustancias peligrosas en los edificios. Por ello, la Comisión presentó un Protocolo de gestión de residuos de construcción y demolición que recomienda la identificación y retirada de los residuos peligrosos, como operación previa a la demolición, una cuestión que también previsiblemente contemplará la directiva de residuos.

 

Acuerdo provisional entre Consejo y Parlamento Europeo sobre nuevas normas en materia de residuos

 

En diciembre de 2017 se ha producido una importante novedad para el avance normativo. El Consejo Europeo, bajo la presidencia de Estonia, ha alcanzado un acuerdo provisional con representantes del Parlamento Europeo sobre las cuatro propuestas legislativas del conjunto de medidas sobre los residuos. Las propuestas acordadas establecen objetivos obligatorios de reducción y normas actualizadas para reducir la generación de residuos, garantizar un mejor control de la gestión de residuos, fomentar la reutilización de los productos y mejorar el reciclado en todos los países de la UE. El análisis y la aprobación finales en nombre del Consejo tendrán lugar en el primer trimestre de 2018.

Con este acuerdo, los Estados miembros se comprometen claramente con unos objetivos de la Unión Europea en materia de reutilización, reciclado y depósito de residuos en vertederos y normas para mejorar la gestión de distintos flujos de residuos. Esto puede contribuir a acelerar la transición hacia la tan deseada economía circular.

Los principales elementos del texto acordado son los siguientes:

  • Definiciones más claras para los principales conceptos en materia de residuos.
  • Nuevos objetivos obligatorios a nivel de la UE para la reducción de residuos que deberán haberse alcanzado en 2025 y 2030, y en 2035.
  • Métodos y normas más estrictos para calcular los avances hacia esos objetivos.
  • Requisitos más estrictos para la recogida selectiva de residuos, el refuerzo de la aplicación de la jerarquía de residuos a través de instrumentos económicos y medidas adicionales para que los Estados miembros eviten la generación de residuos.
  • Requisitos mínimos aplicables a los regímenes de responsabilidad ampliada del productor. Los productores sujetos a estos regímenes son responsables de la recogida, clasificación y tratamiento de los productos usados para su reciclado. Los productores estarán obligados a pagar una contribución financiera con ese fin, que se calculará sobre la base de los costes del tratamiento.

 

Aplicación del paquete de economía circular a la legislación española

 

Todo lo expuesto anteriormente hará que en 2018 se comience a reflejar el paquete de economía circular en la legislación española. Y si se tiene en cuenta la tramitación de la vigente ley de residuos, se prevé que sea un proceso largo y complicado en el que todos los grupos de interés tratarán de participar.

En 2018, el cumplimiento de los objetivos del PEC supondrá la realización de nuevas inversiones por parte de los gestores de forma que logren tratamientos de mayor valor añadido y más capacidad de recuperación de los residuos. Para acometer estas inversiones, los empresarios necesitarán seguridad jurídica y unidad de mercado, dos asuntos que requieren abordarse de forma conjunta en todo el país para un mejor desarrollo en la calidad de la gestión de los residuos y del sector en general.

gestores-de-residuos-industriales-y-peligrosos-centro-de-paterna-ditecsa-soluciones-medioambientales

Y esto es algo que no ocurre actualmente. Nuestro país se enfrenta a problemas que abarcan desde la deficiente clasificación de los residuos y la falta de armonización de los criterios de gestión, hasta la disparidad fiscal entre Comunidades Autónomas. Como resultado, las autorizaciones de las instalaciones y asignación de las operaciones de tratamiento no son equivalentes en todo el territorio nacional. Además, resulta necesario mejorar la trazabilidad para que cada residuo reciba el tratamiento adecuado a sus características, con la mejor tecnología disponible, y en una instalación autorizada para ello. Todas estas cuestiones deberán abordarse mediante la colaboración entre las administraciones competentes.

En ASEGRE consideramos que muchos de los problemas actuales podrían mejorar mediante la regulación de una mayor responsabilidad del productor a lo largo de la cadena de gestión. Así lo recomienda el estudio sobre la gestión de los residuos peligrosos en la Unión Europea, realizado a lo largo de 2017 por la consultora BiproRamboll para la Comisión. Es algo que ya se ha regulado en países como Francia, Alemania y Reino Unido. Un mayor grado de responsabilidad por parte de los productores tendría como consecuencia una autorregulación del sector, ya que el productor buscaría los mejores tratamientos existentes para los residuos que genera.

 

Citas relevantes para los gestores en 2018

 

Uno de los hitos será que, a partir de junio de 2018, se publicará la decisión europea con las conclusiones sobre las mejores técnicas disponibles para las actividades de tratamiento de residuos. De esta forma, se establecerán los valores límite de emisión y las técnicas para alcanzarlos. Se trata de un proceso de revisión que ha durado cuatro años y que supondrá un gran esfuerzo para las instalaciones de tratamiento de residuos al tener que adecuarse a dichos valores de emisión.

gestores-de-residuos-industriales-y-peligrosos-centro-de-transferencia

Asimismo, el 31 octubre de 2018 los gestores de residuos peligrosos deberán presentar las garantías financieras que cubran sus riesgos medioambientales, calculadas de acuerdo a la metodología que establece el Gobierno español y que incluye un análisis de riesgos ambientales. Aunque el plazo que se le ha dado al sector es ajustado, los operadores de estas instalaciones presentarán estas garantías con el objetivo de cumplir estrictamente la normativa y garantizar el adecuado tratamiento de los residuos con las menores consecuencias ambientales posibles.

De forma complementaria, sería conveniente que se realice una unificación de las fianzas que contempla la legislación de residuos para los gestores, de forma que sean capaces de cubrir cualquier incidencia con agilidad en toda España. Esto serviría para evitar situaciones de abandono de instalaciones repletas de residuos.

 

Deja un comentario

Volver arriba