Saltear al contenido principal
La Producción De Las Refinerías Españolas Creció Un 1,4 % En 2017

Vía: OILGAS

En un contexto de recuperación de la economía que, tal y como ha sucedido también en los años inmediatamente anteriores, ha propiciado un significativo incremento de la demanda de productos petrolíferos, el sector español del refino se muestra un año más como uno de los más robustos, modernos y eficientes de nuestro entorno.

Luis Aires (Presidente de BP y de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos), destacó durante una jornada, la oportunidad de la iniciativa inversora llevada a cabo por los operadores españoles, que, en los años más difíciles de recesión económica, desarrollaron un ambicioso plan de inversiones que superó los 6.500 millones de euros, lo que ha situado a las instalaciones españolas a la cabeza del sector en Europa.

Durante los años más difíciles de recesión económica, los operadores españoles llevaron a cabo un ambicioso plan de inversiones de más de 6.500 millones de €, lo que ha situado a las instalaciones españolas a la cabeza de Europa

El importante proceso de modernización que ha experimentado el sector del refino lo sitúa igualmente en una sólida posición para hacer frente a uno de los grandes retos del sector energético en su conjunto para los próximos años: la transición energética hacia un modelo menos carbonizado.

 

España cumplirá los objetivos de reducción de emisiones de CO2 a 2030

refinerías españolas

Así, el informe “Perspectiva para la reducción de emisiones de CO2 en España a 2030”, elaborado por AOP y KPMG, destaca que España puede cumplir los objetivos de reducción de emisiones de CO2 a 2030 de una manera eficiente en costes si se aseguran las condiciones que permitan que dicha evolución tecnológica se produzca, y si se implantan las medidas con mayor potencial de reducción de emisiones al menor coste para la sociedad en su conjunto.

Aires destacó la importancia del sector del petróleo y la petroquímica como uno de los motores de crecimiento de la economía española y su implicación en la reducción de emisiones contaminantes, destacando que entre 2005 y 2016 la intensidad de emisiones de las refinerías españolas se ha reducido un 14,2% a pesar de haber aumentado la producción.

Los operadores petrolíferos se manifiestan comprometidos a seguir invirtiendo para reducir las emisiones del sector en el futuro.

A nivel global, AOP estima que durante las próximas dos décadas la demanda global de productos petrolíferos continuará creciendo a una media aproximada del 0,7% anual, ya que la demanda de energía de los países emergentes será mayor que los ahorros por la eficiencia de los motores y que la gradual sustitución de los combustibles tradicionales.

En el sector transporte, los derivados del petróleo seguirán teniendo una cuota superior al 85% hacia el año 2035.

 

Adaptarse o morir

Aires pronostica que las refinerías europeas en particular deberán continuar adaptándose para competir en mercados no tradicionales y con productos distintos a los actuales que tendrán menor contenido de carbono. Las que no consigan ser competitivas se verán abocadas al cierre, tal y como ha ocurrido con numerosas refinerías del Viejo Continente en el transcurso de la reciente crisis económica.

El informe de AOP y KPMG señala que las mencionadas inversiones en las refinerías han otorgado al sector un sensible avance en eficiencia, reduciendo sus emisiones, al tiempo que se aumentaba la producción en un 7,7%.

Las refinerías han efectuado la sustitución de combustibles y han invertido en la mejora de la calidad de sus productos. Todo ello forma parte de la significativa contribución del sector del refino en la transición energética.

El sector, además, destaca que en España el parque de vehículos está muy envejecido, de modo que el camino hacia la reducción de emisiones pasa también por acelerar la renovación del parque: el 15% de los vehículos más antiguos supone en la actualidad entre el 30 y el 50% de las emisiones.

 

 

Deja un comentario

Volver arriba