Papel de la Empresa Instaladora Autorizada en Baja Tensión en las Revisiones y Evaluaciones de las Instalaciones Eléctricas en la industria - Ditecsa Saltear al contenido principal
Papel De La Empresa Instaladora Autorizada En Baja Tensión En Las Revisiones Y Evaluaciones De Las Instalaciones Eléctricas En La Industria

Cuando entró en vigor el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, R.E.B.T., según Real Decreto 842/2002 el 2 de Agosto del 2002, todas las empresas del sector eléctrico vimos amenazada nuestra capacidad de actuación en la industria en general, puesto que dicho Reglamento regulaba a favor de los Organismos de Control Autorizados (OCA) todas las competencias de revisión e inspección obligatorias iniciales y periódicas en las instalaciones eléctricas, dejando a la empresa instaladora autorizada en baja tension en una primera lectura, con menores competencias que las que venía desempeñando hasta entonces.

El papel de la empresa instaladora autorizada en baja tension

 

El artículo 20 del R.E.B.T., describe que son los Titulares de las instalaciones quienes deberían mantener en buen estado de funcionamiento sus instalaciones eléctricas. Este mismo artículo prohíbe intervenir en las mismas a sus Titulares para hacer modificaciones, dejándolas en manos de Instaladores Autorizados en Baja Tensión. Entendemos por Instalador Autorizado en baja Tensión a la persona física o jurídica que realiza, mantiene o repara las instalaciones eléctricas, en el ámbito de lo indicado en el R.E.B.T. y sus Instrucciones Técnicas Complementarias, ITC, siendo expresamente autorizado según la ITC-BT-03.

En el mismo Reglamento, en su artículo 7, determina las funciones de estos Instaladores Autorizados en Baja Tensión, entre los que destacamos los apartados a), b) y c) que se les encomienda la ejecución de las operaciones de revisión, mantenimiento, pruebas, ensayos, ampliaciones, modificaciones y reparaciones que le sean atribuidas. Pero en realidad no se le atribuye ninguna con carácter obligatorio.

ditecsa-area-electrica-instrumentacion-y-control

Si bien la Guía Técnica de aplicación del R.E.B.T. elaborada por el Ministerio de Industria y Energía, recomienda la contratación del mantenimiento de las instalaciones a un Instalador Autorizado para garantizar su correcto funcionamiento, esta guía no tiene carácter reglamentario, solo es un conjunto de recomendaciones de aplicación. Por tanto, no establece como obligatoria la existencia de contrato de mantenimiento, ni revisiones anuales por parte de los Instaladores Autorizados.

La ITC-BT-05 del citado reglamento, en su capítulo 4 (“Inspecciones”), no obliga a las Industrias a realizar inspecciones eléctricas anuales de sus instalaciones, solo inspecciones cada 5 años si precisaron en su día inspección inicial, y en su caso por Organismo de Control Autorizado, exceptuando la revisión de las Tomas de Tierra que deberá realizarse anualmente por personal técnico competente (entre ellos los instaladores autorizados que disponen de los recursos humanos con certificado de cualificación individual y los equipos necesarios debidamente certificados y calibrados).

La norma UNE-HD-60364-6:2009 sobre la verificación de las instalaciones eléctricas de baja tensión, en su capítulo 62.1.6 manifiesta que las verificaciones deben ser realizadas por personas cualificadas y competentes en este campo. Y añade que las exigencias relativas a las cualificaciones de personas o empresas es competencia de cada estado. Y en el 62.2.1, nos dice que el intervalo máximo entre verificaciones periódicas será competencia de las reglamentaciones legales u otros reglamentos nacionales.

 

En la actualidad

 

De estas premisas deducimos que no existe una reglamentación europea o estatal que regule el papel del Instalador Autorizado en las revisiones periódicas ni las frecuencias de ellas (a excepción de la revisión de la Toma de Tierra).

No obstante, ante la aparición de distintas resoluciones de las Consejerías de Industria de las comunidades Autónomas, si se comienza a regular el papel de la empresa mantenedora de las instalaciones Industriales. Y pongo ejemplos como la orden de 11/09/2003 de la Consejería de Economía, Industria e Innovación de la Comunidad autónoma de Murcia, o el decreto 161/2006 de la Consejería de Industria, Comercio y Nuevas Tecnologías de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Concreta aún más el Decreto 363/2004, de 24 de agosto, que regula el procedimiento administrativo para la aplicación del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, del Departament Treball i industria de la Generalitat de Catalunya, donde recae en la Empresa Instaladora Autorizada en baja tension la revisión y el dictamen de reconocimiento del mantenimiento como mínimo anualmente. (Artículo 9.1 párrafo 3).

 

Hoy en día los titulares de estas instalaciones industriales son conscientes de la importancia de mantener en perfecto estado de mantenimiento sus instalaciones. Esto redunda en la seguridad de las personas y de las instalaciones y por ende en ahorro económico. Desde el punto de vista de la producción al disponer de mayor disponibilidad de máquina. En recursos humanos representará

empresa instaladora autorizada en baja tension

menor riesgo y por consiguiente menor índice de accidentalidad y bajas. En imagen, que la compañía quiere transmitir a sus empleados y clientes, (calidad, responsabilidad, organización…), e incluso mejor posicionamiento a la hora de negociar con compañías de seguro y entidades bancarias.

Las revisiones, comprobaciones y ensayos eléctricos que realizarán las Empresas Instaladoras Autorizadas, requerirán personal cualificado y homologado, para ejecutar un verdadero análisis del estado de funcionamiento de las instalaciones Industriales, entre otras:

  • Medida de continuidad de conductores de protección y activos.
  • Medida de la resistencia de Puesta a Tierra.
  • Medida de la resistencia de aislamiento de los conductores.
  • Comprobación de corte automático de tensión de diferenciales.
  • Ensayo de polaridad.
  • Medida de las corrientes de fuga.
  • Medida de la intensidad y tiempo de disparo de diferenciales.
  • Medida de la impedancia de bucle y verificación de la caída de tensión.
  • Comprobación de las secuencias de fases.
  • Comprobación de la integridad de los materiales y equipos.
  • Comprobación de la existencia y disponibilidad de esquemas, advertencias e informaciones.
  • Comprobación de la identificación de circuitos, fusibles, interruptores bornes, etc.
  • Comprobación de la accesibilidad para comodidad de funcionamiento y mantenimiento.

Los equipos que deben disponer Las Empresas Instaladoras Autorizadas para la realización de estas pruebas, deberán disponer de los certificados de calibración actualizados realizados por laboratorios independientes homologados.

empresa-instaladora-autorizada-en-baja-tension

 

 

La complejidad de las pruebas, la especialización de los recursos humanos, la evolución técnica de los equipos de ensayo, medida y control, están llevando de nuevo a la empresa instaladora autorizada en baja tension a que ocupe un papel primordial en las revisiones y mantenimientos en la Industria, y por consiguiente una ampliación del ámbito de sus competencias y una oportunidad de negocio que redundará en beneficio de todos.

——————————————————————–

Juan José Conejero – Responsable de Producción Eléctrica de Grupo Ditecsa

Deja un comentario

Volver arriba